sábado, 31 de enero de 2015

El telescopio de Lyndra Weaver

Asociada con Ángela Salvadores, la estadounidense lidera, en un excelente último cuarto, a un Rivas que doblega al CB Conquero (71-67)

Weaver - Foto: Juan Peleguín

Tiene los brazos repletos de tatuajes y la capacidad de adaptarse rápido a sus equipos. Lyndra Weaver (Washington, D.C., EE UU, 1987) hace buenos números sin perjudicar al grupo y también ha sido una bendición para un Rivas Ecópolis que hasta su llegada, en la quinta jornada y como sustituta de una Bria Kulas que no acabó de carburar, no había ganado ni un partido. Su fichaje se anunció un lunes de finales de octubre y dos días después Weaver lideró a su nuevo equipo, con 19 puntos y nueve rebotes, en el triunfo

domingo, 25 de enero de 2015

El apetito de Eva Bou

La base gerundense anota sus primeras canastas del curso en un Uni Girona que no se deja sorprender ante el Stadium Casablanca (70-49)

Eva Bou. 

Si hay algo que logran los buenos entrenadores es que todos los miembros de un equipo se sientan útiles. En su primera experiencia en Liga Femenina, Ramon Jordana ha formado un grupo hambriento y descarado. Sólo hay que ver con qué ganas entró en el parqué Eva Bou (Quart, Girona, 1990). Quedaban 19 segundos para el final del tercer cuarto (54-39) y la base tardó 14 en cometer su primera personal. Bou estaba hambrienta por romper su mala racha en el lanzamiento, pues en los poco más de 63 minutos disputados en 10

El eterno retorno de Fernando San Emeterio

El capitán del Baskonia golpea a un Barça de nuevo negado fuera de casa (103-94)

San Emeterio - Foto: Alex Larretxi / Deia. 

No se gana con una raqueta en la mano, pero Fernando San Emeterio (Santander, 1985) se parece mucho a Rafa Nadal. Ambos son capaces de volver, una y otra vez, a su mejor nivel, pese a sus problemas físicos y los escépticos. Generoso y altruista, San Emeterio es un líder reconocible para la afición (Baskonia ha tenido 19 jugadores este curso, y hasta 50 los cuatro últimos) y sabe cuándo y por qué aparecer. En la pista tiene puntualidad suiza y suele ser un mazo para el Barça, al que hizo tambalear en el tercer cuarto con 13