lunes, 21 de abril de 2014

La impulsividad de Rachel Allison

La tiradora de Arkansas y Nicholls lideran a un Rivas Ecópolis coral que se queda a un triunfo de ganar su primera Liga tras desmontar al Perfumerías Avenida

Allison defiende a Rezan - Foto: Vir Pintado / Perfumerías Avenida. 
Cualquiera diría que esa jugadora relajada que curiosea en el móvil y parece estar más en la habitación del hotel que en el Pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón mientras Queralt Casas y unas amigas de ésta hablan de la primera jornada de la Copa de la Reina que acaba de finalizar sea una deportiva fogosa e impulsiva en la pista. Würzburg, teñido casi por completo de azul como había propuesto el club, se retorció ante la mejor versión de Rachel Allison (Jonesboro, Arkansas, EE UU, 1987). Es decir: valiente, hábil, certera y

domingo, 20 de abril de 2014

Sufrir y hacer sufrir a Carlos Arroyo

Huertas rescata a un Barça perdido y se alía con Oleson y Dorsey para concretar en Estambul el billete para la Final Four de Milán

Huertas celebra una jugada - Foto: Euroleague.

"Va mucho mejor, gracias a Dios y voy a jugar seguro", prometía Carlos Arroyo (Fajardo, Puerto Rico, 1979) a los periodistas que le rodeaban en el Abdi Ipecki y quería saber si iba a jugar el tercer partido de la serie tras lesionarse en el primero. Su concurso era clave para que el Galatasaray pudiese alargar la eliminatoria, pues Arroyo es imprevisible, generoso y sobre todo transmite confianza al grupo. Un puro nervio con temple que junto a Erceg impulsó a su equipo 23-13 (a los 8m 47s) y haciéndole un traje a

Alonso y Ferrari están de vuelta

En el estreno de Mattiacci como jefe, el asturiano es tercero en Shanghái, solo superado por los Mercedes, y Hamilton, con su tercer triunfo consecutivo, iguala a Clark y Lauda 

Hamilton moja con champagne a Alonso en el podio. 

Puede que nunca se sepa la verdad y que se sume a la lista de secretos mayor guardados de la Fórmula 1, como uno de los más recientes, si Fernando Alonso estaba o no informado de la jugarreta pactada entre Flavio Briatore y Nelsinho Piquet en Singapur, en 2008, cuando el brasileño simuló una salida de pista para beneficiar al asturiano. Puede que nunca se desvele si Stefano Domenicali renunció a su puesto de director de Ferrari F-1 por iniciativa propia o si el jefe, Luca Cordero di Montezemolo, le instó a que lo hiciera. Una